21 de agosto de 2011

Adios.

Adios. Me voy. Adios. Aquí queda un pedacito de mí. Esa parte que no creció. La niña que, cuando tiene miedo después de ver una película de terror, va a refugiarse en la cama de sus padres. Adios. Aquí quedan las inseguridades, todas las partes débiles. Adios. Lo echaré de menos. Todo. Pero una es fuerte. Independiente. Una jamás tiene ganas de volver atrás. Una nunca cambiaría ninguna de las decisiones que ha tomado en el pasado. Puede que sea mentira. O puede que no. Ya están las palabras "nostalgia" y "echar de menos" dando por el culo. Pero el tiempo ha pasado demasiado rápido. Joder. Y yo me he ahogado aquí demasiado. Es cierto. Pero también me he acostumbrado a lo bueno con la misma velocidad. Sí, lo sé. Puede parecer contradictorio. Lo es. Que por un lado, esta habitación es el mejor lugar del mundo, y por otro es capaz de despertar todas mis pesadillas dormidas.

5 comentarios:

  1. No es contradictorio, es un echo y una tortura psicológica.

    ResponderEliminar
  2. El día que a mi me toque decir adiós a este lugar donde vivo supongo que lo diré con alegría, con mucha alegría. No creo que sienta tristeza por dejar un lugar que odio para ir a otro mejor.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, sí, soy de Madrid ^^
    Te has leído todo mi blog? O_O madre mía!!
    Ghots girl tambn forma parte de la decoración de mi habitación, solo me falta el último libro.

    Y sí, tranquila que seguiré escribiendo. Es que llevo unos días algo ocupada. Me alegro de que te haya gustado mi blog =)

    ResponderEliminar
  4. Cris, el crecer lleva esos inconvenientes o virtudes! Míralo por la parte buena:)

    ResponderEliminar
  5. Gracias por leerme casi a diario y dejarme esos comentarios que de alguna manera me hacen sentir bien.
    Siempre que tengo tiempo te leo. Respecto a esta entrada, no pienses en los que te dejas, piensa en lo que obtendrás y piensa sobre todo que será mejor. Aunque claro. Nunca olvides que eres como eres de algún modo, por las cosas que pasaron en el pasado. Quizás deberías decirle hasta luego.

    Cris,,

    ResponderEliminar