2 de julio de 2011

No entender.

No entender hace que entienda que por mucho que me esfuerce hay cosas que jamás llegaré a entender, pero seguiré buscando respuestas a preguntas que no conozco. Me marea, me saca de quicio, me da vueltas para un lado y luego para el otro, como si estuviese jugando a la gallinita de ciega. Me pierde y no me vuelvo a encontrar. Y aún así sigo buscando una explicación, un algo a todo esto. Sé que nuestra historia terminó: terminó cuando murió el sentimiento que nos unía. Pero necesito saber qué fue verdad y qué fue mentira. Solo eso. ¿Por qué todo es tan dificil? Ojalá a mi me resultase tan facil todo. Ojalá pudiera inventar historias y creermelas. Pero no puedo. No puedo olvidar ni evitar los recuerdos y la nostalgia de lo que fue o no fue, de lo que pudo haber sido o nunca pudo ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario