12 de julio de 2011

Demasiado espacio.

Creo que sé porque me gustan las habitaciones pequeñas. En ellas consigo no sentirme nunca sola. Como hay poco espacio eres capaz de llenarlo y entonces no necesitas nada más. En cambio, pasear por una casa grande y totalmente vacía hace que sientas que tienes que aferrarte a algo. Hay demasiado espacio. Y soy demasiado pequeña.

1 comentario: