10 de junio de 2011

Reiniciar.

-¿Cómo te sientes?
-Como un vaso que se ha roto en mil pedazos. No sé si algún día podré encontrarlos.
Frases de película que llegaron a tu cabeza 24 horas antes que a tus oídos. Creo que sé por qué me gusta tanto el cine. Porque puede enseñarte cosas que jamás has sentido o hacerte reflexionar sobre todo eso que sí que has vivido.
-Todos podemos.
-No todos somos tan fuertes.
-Yo no soy tan fuerte.
-Sí si lo eres.
-No no lo soy.
-Creeme: lo eres.
-Soy fuerte porque cuando necesitas serlo sacas la fuerza de cualquier parte, ¿lo entiendes? Yo no nací siendo dura, ni fría, ni independiente. Yo me hice así.
Hay momentos en los que te da rabia que todo el mundo parezca creerte capaz de cualquier cosa. Todos lo somos. Todos somos capaces cuando tenemos que serlo. ¿Por qué nadie lo entiende? ¿Tan díficil es entender que uno no huye cuando no tiene de que huir?
Y me entran ganas de llorar. Y soy incapaz de encontrar las palabras que describen este sentimiento que se hace fuerte en mi pecho, que se expande por todo mi cuerpo, que contrae mis músculos, que desquebraja mis articulaciones, que me hace débil, que me congela.
Hoy tengo uno de esos días en que me gustaría tirar la toalla, pero me digo a mí misma que esos días, como todos, acaban.

1 comentario:

  1. Buena Publicación, lo vengo a ver un tiempo después, te mando un gran abrazo, suerte!

    ResponderEliminar