29 de junio de 2011

Decisiones.

En la vida hay varios tipos de personas. Está ese grupo que se lanza a la piscina sin pensarselo dos veces. Tiene claro que quiere meterse: no importa lo fría que esté el agua. No tiene miedo. Después está un segundo grupo que entra poco a poco, caminando despacio, que se moja primero los pies y después la barriga, sintiendo como cada gota salpica las partes de su cuerpo que aún permanecen secas. Un tercer grupo ni siquiera se acerca al agua: tiene demasiado miedo. Y permanece en la toalla, quieto, aburrido pero seguro porque sabe que no se ahogará. Y luego está ese cuarto grupo, tal vez el más extraño de todos al que pertenezco. Un grupo que se lanza de golpe, acojonado, pero lo hace porque sabe que sino no será capaz de meterse. Que si va a su ritmo dará la vuelta antes de saborear la frescura del agua y no quiere perderse tal sensación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada