20 de abril de 2011

Obsesión.

-Quería dormir. Quería dormir y olvidarme de todo y ni siquiera pude. Es tan fuerte que es capaz de colarse en mis sueños...
-Tú le dejas entrar.
-Intento con todas mis fuerzas que no sea así. Pero no puedo. Era real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada